Hace un par de años leí un informe muy interesante donde se demostraba que la memoria financiera de los inversores no profesionales no supera los dos años hacia atrás. Es decir, si los inversores compran unos activos sobrevalorados porque estos están de moda o están muy recomendados y pierden sus ahorros, es muy probable que después de varios años vuelvan a cometer el mismo error.

Lejos de la campaña presidencial, hay ciudades americanas que dan la bienvenida con los brazos abiertos a los inversores chinos.. Dicho proceso es muy visible, por ejemplo, en Ohio, donde la compañía Fuyao no solo ha adquirido la fábrica de General Motors, sino que también ha obtenido una subvención del estado por valor de unos 10 millones de dólares.

El trato es simple: unos catorce mil millones o un llamamiento judicial. Todo viene provocado por las acciones que llevó a cabo el DB antes del año 2008, cuando vendía bonos asegurados con créditos hipotecarios. El problema es que parte de dichos créditos no han sido pagados, lo que ha provocado pérdidas a los compradores. El gobierno de los Estados Unidos ha juzgado que el DB no informó suficientemente a sus clientes acerca de los riesgos.

¿El metal industrial o el metal precioso?

 

Cuando pensamos en la plata lo relacionamos con el dinero. En el pasado, la plata funcionaba como metal precioso, sin embargo la situación cambió en los años sesenta cuando, a causa de la demanda del sector industrial, las reservas disminuyeron significativamente. En la actualidad, existe plata por valor de 40 mil millones de USD, es decir, menos que lo que aumenta el BCE la masa monetaria en dos semanas.

El grupo Santander en el punto de mira del gobierno español

 

La Comisión Nacional del Mercado de Valores demanda al Grupo Santander más información sobre las cuentas bancarias, los datos de las fluctuaciones de capital y los mecanismos para el cálculo del riesgo de los créditos. Sobre todo, se trata de la gran participación del Santander Consumer USA Holdings en el mercado americano de crédito para la compra de automóviles. 

Con “cantidades pequeñas de dinero” me refiero, por ejemplo, a unos 200 euros al mes. Por una parte, algunas personas podrían decir que es muy poco. Pero mucha gente no puede permitirse ahorrar más, y lo más importante es que después de una o dos décadas podamos acumular una suma considerable.

Los griegos tendrán que declarar su patrimonio

 

A partir de enero de 2017, 8,5 millones de griegos estarán obligados a declarar su patrimonio, sobre todo, propiedades inmobiliarias, antigüedades, obras de arte e incluso depósitos bancarios.

Un cambio en la ley de este tipo solo puede significar una cosa: un impuesto a la riqueza. Actualmente, los griegos están obligados a vender su riqueza nacional para poder hacer frente a su deuda, que nota bene, nunca se terminará de pagar por completo. Además, existe un conflicto entre el gobierno alemán y el FMI que puede causar que los griegos no reciban los siguientes tramos del rescate, y que, por consiguiente, les provoque una crisis de liquidez. Parece que el gobierno griego se está preparando para dicha crisis, y no va a dudar en utilizar los ahorros de los ciudadanos para poder afrontarla.

Durante las dos últimas décadas, el endeudamiento global a nivel personal, corporativo y estatal se ha disparado. Normalmente, cuanto más endeudados estamos, más control tienen sobre nosotros las instituciones financieras. No obstante, hemos llegado a un punto donde la deuda es tan grande que varias bancarrotas pueden resultar peligrosas para el sistema monetario como tal.