El trato es simple: unos catorce mil millones o un llamamiento judicial. Todo viene provocado por las acciones que llevó a cabo el DB antes del año 2008, cuando vendía bonos asegurados con créditos hipotecarios. El problema es que parte de dichos créditos no han sido pagados, lo que ha provocado pérdidas a los compradores. El gobierno de los Estados Unidos ha juzgado que el DB no informó suficientemente a sus clientes acerca de los riesgos.

La cantidad demandada es casi igual a la capitalización del DB en el mercado, así que después del anuncio del veredicto las acciones del banco alemán han perdido casi un 8%.

Cabe mencionar que la justicia americana ha llegado a acuerdos más pequeños con otros bancos, con la excepción del Bank of America. La cifra de 14 mil millones de dólares no es ninguna coincidencia. Hace varias semanas, la Unión Europea condenó a Apple a pagar unos 14 mil millones de euros por evasión de impuestos. En este caso, se trataba del acuerdo entre el gobierno irlandés y la compañía de Cupertino, según el cual solo tenía que pagar un 0,05% en impuestos sobre los ingresos. La Unión Europea lo ha interpretado como ilegal. Todo indica que la multa al Deutsche Bank es la revancha por las acciones tomadas contra Apple.

El DB ha anunciado que no va a pagar una multa tan alta. Según el Wall Street Journal, a mitad del año 2016 el banco alemán poseía provisiones  para multas por valor de unos 6,2 miles de millones de dólares.

Para que nos podamos hacer una mejor idea de la situación, el banco británico HSBC ha sido multado con 1,9 miles de millones de dólares por lavar dinero negro de los cárteles de la droga.

Trader21