El director del banco central de Irán, Veliollah Seif, ha anunciado que el país de oriente medio va a dejar de usar la moneda norteamericana en las transacciones. La decisión va entrar en vigor el día 21 de marzo.

La situación es muy grave, ya que Irán es uno de los exportadores de petróleo más importantes. Sus ingresos anuales por la venta del oro negro oscilan en torno a unos 40.000 millones de dólares, y el uso del dólar en el comercio del petróleo es una de las fuentes del poder americano, porque así se genera la demanda de dólares y por eso la divisa americana desempeña el rol de moneda de reserva mundial.Estoy haciendo referencia aquí al proyecto que tiene su génesis en los años setenta y que fue creado por Henry Kissinger, el actual consejero de Donald Trump.

No es la primera vez que un país árabe querría dejar de usar el dólar. En el año 2000, Saddam Husajn iba a abandonar su uso. Unos meses después, Irán fue invadido por el ejército estadounidense.

Un paso más adelante que Husajn fue Muammar Kaddafi, el cual quería crear una moneda nueva, el dorado denar. Esta nueva moneda iba a ser usada por todos los países de la unión africana. Todos sabemos cómo acabó Kadaffi.

Actualmente, Irán ha anunciado que va a dejar de usar el dólar. ¨Cambiar¨ la opinión de Irán va a ser más difícil, pues tiene aliados como Rusia y China.

El equipo Independent Trader