Las personas que nos leen de manera habitual saben perfectamente que la mayoría de nuestras decisiones de inversión se basan en el análisis fundamental. En otras palabras, buscamos activos baratos con un sentimiento negativo. Los observamos, y cuando se vuelven baratos también hago transacciones a corto plazo y espero pacientemente el aumento de precios. A veces el crecimiento ocurre de inmediato. Otras veces hay que esperar un poco. A veces el crecimiento simplemente no aparece. Así es la naturaleza de la inversión. No conozco ni una persona que tenga un 100% de eficacia.

Batir al mercado es difícil.

Muchos inversores están tratando de hacerlo, muchos llevan años trabajando en ello.

Mientras tanto, si le decimos a un mono que lance unos dardos a los nombres de unas compañías en el periódico, y según el resultado creamos nuestra cartera de inversión, nos sorprendería el resultado. Un estudio de 1964 a 2010 mostró que en la mayoría de los casos, la elección de los monos tenía un mejor rendimiento que el índice de acciones (un promedio del 1,7%). En comparación, el promedio de los inversores en el mercado de valores en un período similar es peor que la tasa de inflación oficial, sin mencionar el valor real.

"Las civilizaciones no se están muriendo, las civilizaciones se suicidan" - Arnold Toynbee.

Durante décadas ha habido un declive gradual de Europa. Sucede simultáneamente en muchas áreas, siendo la demografía la más importante. Mientras que la población mundial está creciendo a un ritmo rápido, las tasas de fecundidad en los países europeos no alcanzan el nivel 2.1, requerido para mantener la población actual.

Hace unos días, el huracán Harvey golpeó Estados Unidos, destruyendo gran parte de Texas. Alrededor de 70 personas murieron, mientras que miles perdieron su hogar. Además, enormes cantidades de productos químicos tóxicos se filtraron a las aguas subterráneas.

"¿Por qué aprender historia? Después de todo, ya ha sucedido y estamos viviendo aquí y ahora. "- es una de las declaraciones favoritas de millones de ignorantes. A esas personas no les importa hablar de "nazis" en lugar de "alemanes". Con esta mentalidad no pueden ver que el mismo país que desestabilizó Europa en 1939 volvió a hacerlo menos de 80 años después. Gracias a eso pueden dormir tranquilamente, y sin embargo se preocupan más por ello. No te preocupes, no pienses.

En las últimas semanas, el riesgo de conflicto en la península de Corea ha aumentado considerablemente. Debido al continuo desarrollo de armas nucleares por parte del régimen de Kim Jong-un, los Estados Unidos han impuesto nuevas sanciones económicas. Estas sanciones no afectan económicamente a EE.UU. y Europa, ya que la mayor parte del comercio de Corea del Norte es con china. Pekín ha respondido firmemente: o bien los Estados Unidos "desisten de su error" o China reaccionará. No ha habido que esperar mucho. Durante el fin de semana, la prensa informó que China creará un nuevo tipo de contrato petrolero, no sólo denominado en yuanes, sino también convertible en oro.

Por primera vez en la historia, tiene lugar el fenómeno "everything bubble", una burbuja simultánea de especulación en varias clases de activos. La situación actual es una consecuencia natural de las acciones de los bancos centrales, que en los últimos ocho años han inyectado miles de millones de dólares en los mercados financieros.

Mantener un alza económico que dure 8 años requiere de muchas intervenciones estatales. Normalmente en casos como éste nos acordamos de las instituciones que no son controladas por nadie, como el Exchange Estabilization Fund (ESF).

Hay muchas informaciones disponibles, por lo tanto, vamos a dividir este artículo en varias partes.