El comienzo de 2018 nos ha traído, por un lado, una gran ola de entusiasmo en los mercados (el mercado alcista), pero también nuevas regulaciones que afectan, entre otros, a las personas que invierten a través de ETF. Las regulaciones introducidas a principios de año confirman que los fondos caros e ineficaces no quieren perder su trozo del pastel. Por lo tanto, creemos que es necesario e interesante que explicar qué ha cambiado, por qué y cómo lidiar con eso.

 

Indicadores financieros, como la relación entre el precio de las acciones o el valor contable, ya son bien conocidos por los lectores habituales del blog. Esta vez, decidimos presentaros otro instrumento de análisis fundamental, es decir, F-Score. Este es un indicador desarrollado por Joseph Piotroski, profesor de la Universidad de Stanford.

Un aumento en diciembre en las tasas de interés se está convirtiendo ya en una costumbre en los EE. UU. - La FED realizó movimientos idénticos en 2015 y 2016. En ambos casos, la subida marcó el comienzo del rally en los metales preciosos (un poco en contra de la lógica, pero el mercado ya había descontado las decisiones de la FED). El comienzo de 2016 trajo un aumento en el precio del oro de un 29%, mientras que en las primeras semanas de 2017, el lingote subió un 19%.

Queridos lectores,

Todos esperamos las celebraciones de fin de año, como son las Fiestas Navideñas, y la entrada del Nuevo Año.

Así, estas fiestas nos llenan a todos de amor, de dicha y felicidad; además de que nos traen el perdón, la paz, y la unión familiar y de los amigos.

 

Que el Bitcoin haya superado la barrera psicológica de los 17.000 $ ha ha espoleado a inversores de todo el mundo. Sin embargo, esto no cambia el hecho de que las cosas que están ocurriendo en segundo plano sean mucho más importantes. Nuestras advertencias se han visto confirmadas por los eventos de los últimos meses: las elites financieras no tienen la intención de bloquear las criptomonedas; quieren usarlas en favor de sus propios intereses.

 

Hasta finales de diciembre todavía queda algo de tiempo, pero ya podemos decir que 2017 será un año récord para los bancos centrales. Para resumir la impresión de moneda realizada por el Banco Central Europeo, el Banco de Japón y el Banco Central Suizo, resulta que estas tres instituciones han emitido 1,5 billones de dólares sólo este año. ¡Tal escala de reimpresión nunca se había dado antes en la historia! Además, todo esto sucede en un período en el que la economía global está avanzando relativamente bien.

Hablé acerca del uranio por primera vez en las páginas de mi blog hace más de un año. Mi atención se centró en algunos problemas. El primero fue un sentimiento muy negativo hacia esta materia prima. El mundo parecía olvidar que alrededor del 10% de la producción mundial de energía proviene de centrales nucleares, siendo los mayores productores Francia, Rusia y los EE. UU, los cuales presionan con fuerza al resto de países a que construyan unidades de energía.

En general se piensa que los bancos centrales son omnipotentes. Controlan el suministro de divisas y establecen las tasas de interés, lo que tiene un gran impacto en la economía de cada país. Muy a menudo son los bancos centrales a los que se les atribuye haber obstaculizado la recuperación de la crisis que comenzó en 2008, olvidando que su política imprudente también nos ha llevado a los problemas actuales.