El principio básico del porfolio permanente es dividir nuestro capital en proporciones iguales entre 2-4 grupos de activos. Si el precio de un activo crece durante el año y el otro disminuye, entonces su porcentaje cambia automáticamente. Al final del año, hacemos algunos ajustes en nuestra cartera de tal manera que el porcentaje de nuestros activos vuelva al punto de partida. Como resultado, vendemos activos cuyo precio ha subido y que se han vuelto relativamente caros, al tiempo que compramos activos infravalorados.

El Banco Central Europeo ha decidido mantener las tasas de interés en el 0%. Esta vez, sin embargo, los inversores estaban mucho más interesados ​​en la decisión que tomasen respecto al QE (quantitive easing), es decir, si el BCE compra de nuevo bonos y si se vuelve a aumentar la masa monetaria. Recordemos que ha adquirido hasta el momento bonos del Tesoro y bonos corporativos por un importe de 60.000 millones de euros al mes.

El gran papel de China en la economía mundial hace que se tome muy en serio el proyecto de la nueva ruta de la seda. Su realización significará que el mundo que conocemos dejará de existir. Es aún más importante analizar la estrategia de China y sus potenciales efectos.

 

En varios textos anteriores mencionamos las advertencias de inversores conocidos y respetados como Marc Faber y Mohamed El-Erian. Recientemente, Robert Shiller también expresó sus preocupaciones. Sus observaciones nos parecieron tan interesantes que decidimos dedicarles un artículo independiente.

Las personas que nos leen de manera habitual saben perfectamente que la mayoría de nuestras decisiones de inversión se basan en el análisis fundamental. En otras palabras, buscamos activos baratos con un sentimiento negativo. Los observamos, y cuando se vuelven baratos también hago transacciones a corto plazo y espero pacientemente el aumento de precios. A veces el crecimiento ocurre de inmediato. Otras veces hay que esperar un poco. A veces el crecimiento simplemente no aparece. Así es la naturaleza de la inversión. No conozco ni una persona que tenga un 100% de eficacia.

Batir al mercado es difícil.

Muchos inversores están tratando de hacerlo, muchos llevan años trabajando en ello.

Mientras tanto, si le decimos a un mono que lance unos dardos a los nombres de unas compañías en el periódico, y según el resultado creamos nuestra cartera de inversión, nos sorprendería el resultado. Un estudio de 1964 a 2010 mostró que en la mayoría de los casos, la elección de los monos tenía un mejor rendimiento que el índice de acciones (un promedio del 1,7%). En comparación, el promedio de los inversores en el mercado de valores en un período similar es peor que la tasa de inflación oficial, sin mencionar el valor real.

"Las civilizaciones no se están muriendo, las civilizaciones se suicidan" - Arnold Toynbee.

Durante décadas ha habido un declive gradual de Europa. Sucede simultáneamente en muchas áreas, siendo la demografía la más importante. Mientras que la población mundial está creciendo a un ritmo rápido, las tasas de fecundidad en los países europeos no alcanzan el nivel 2.1, requerido para mantener la población actual.

Hace unos días, el huracán Harvey golpeó Estados Unidos, destruyendo gran parte de Texas. Alrededor de 70 personas murieron, mientras que miles perdieron su hogar. Además, enormes cantidades de productos químicos tóxicos se filtraron a las aguas subterráneas.