Indicadores financieros, como la relación entre el precio de las acciones o el valor contable, ya son bien conocidos por los lectores habituales del blog. Esta vez, decidimos presentaros otro instrumento de análisis fundamental, es decir, F-Score. Este es un indicador desarrollado por Joseph Piotroski, profesor de la Universidad de Stanford.

La idea principal que guió a Piotroski al crear el indicador fue muy simple. La idea era encontrar compañías cotizadas de precios atractivos y que se encuentren, al mismo tiempo, en una buena situación financiera.

 

Si bien el indicador en sí se desarrolló en el año 2000, realmente se oyó hablar de él después de la crisis de 2008. La Asociación Estadounidense de Inversores Individuales publicó las tasas de retorno generadas por 56 estrategias de inversión diferentes. Resultó que solo una de ellos obtuvo ganancias en 2008. Fue una estrategia basada en el indicador F-Score. Además, su tasa de rendimiento alcanzó el 32.6%, mientras que la mediana de las estrategias restantes fue del -41.7%.

 

Preste atención al hecho de que F-Score funcionó bien durante el colapso bursátil, y ahora llevamos 8 años de mercado alcista. Este es un buen momento para echar un vistazo más de cerca al indicador de Piotroski.

 

Metodología

 

Utilizando F-Score, la selección de empresas se divide en dos etapas. La primera es muy sencilla. Analizamos a las compañías según el precio de las acciones y el valor contable, y luego rechazamos el 80% con la mayor relación P/VC. Someteremos a análisis adicionales al 20% restante de los precios más atractivos.

Durante este proceso, las empresas se evalúan en términos de 9 criterios. Obtienen 1 punto para cada uno de ellos, por lo que la cantidad máxima total de puntos es 9.

 

La empresa obtiene un punto si:

  • Generó un beneficio neto durante el último año
  • Se registraron flujos de efectivo positivos de las actividades operativas en el último año
  • Mejoró el nivel de rendimiento de los activos en comparación con el año anterior
  • El valor de los flujos de efectivo de las actividades operativas fue mayor que el beneficio neto en el último año
  • En el último año, la relación entre la deuda a largo plazo y el valor de los activos de la compañía disminuyó
  • La relación entre los activos circulantes y la deuda a corto plazo es más alta que en el año anterior
  • El número de acciones emitidas no ha aumentado en comparación con el año anterior
  • El margen de ventas mejoró en comparación con el año anterior
  • El valor de la tasa de rotación de activos es más alto que el año anterior

 

En última instancia, al crear la cartera, Piotroski solo consideró aquellas compañías que obtuvieron 8 o 9 puntos.

 

Ventajas

 

La primera etapa de la selección de compañías muestra que Piotroski nos conduce a acciones infravaloradas. En definitiva, solo se tiene en cuenta el 20% de las empresas con la relación P/VC más baja. Esta suposición se complementa perfectamente con uno de los principales principios de los inversores, es decir, "comprar barato, vender caro". Contrariamente a las apariencias, este lema no atrae a la mayoría de los inversores.

 

Otra ventaja de F-Score es el hecho de que los criterios también incluyen los flujos de efectivo de las actividades operativas. El beneficio neto en sí puede ser fácilmente manipulado. Sin embargo, los flujos de efectivo son mucho más resistentes a la contabilidad creativa y nos dicen más sobre la situación financiera real de la empresa.

 

También es muy importante que las empresas seleccionadas sobre la base de los principios de Piotroski tengan un nivel relativamente bajo de riesgo. Incluso durante el colapso en el mercado en 2008, las compañías seleccionadas usando F-Score pudieron generar grandes ganancias. Esto no es casualidad, ya que considerando solo las compañías con una baja relación P/VC, excluimos automáticamente las compañías cuyos precios están "inflados" y pueden incluir un gran descuento.

 

Desventajas

 

F-Score obviamente tiene defectos. La estrategia de Piotroski es relativamente difícil de aplicar en el caso de las bolsas en vías de desarrollo, donde las empresas con bajos niveles de P/VC y alta puntuación F se pueden contar con los dedos de una mano.

 

La mera aplicación del indicador P/VC también puede generar dudas, ya que en el caso de las empresas tecnológicas este indicador es más elevado por naturaleza, lo que excluye automáticamente a la mayoría de esas empresas. Por la misma razón, comparar el nivel P/VC, por ejemplo, para la bolsa de Rusia y Corea del Sur, es absolutamente inútil.

 

Un inconveniente importante de F-Score es también el hecho de que algunos de los criterios se centran en mejoras en un área determinada. Por ejemplo: una empresa puede tener un endeudamiento gigantesco que en un año dado ha disminuido ligeramente en relación con el valor de los activos, y esta empresa, de acuerdo con las suposiciones de Piotroski, obtendría un punto adicional.

Fuente: Gurufocus.com

 

Conclusiones

 

Las páginas web que contienen el índice F-Score están fácilmente disponibles, por lo que vale la pena saber qué hay exactamente detrás de este indicador. Sin embargo, debido a los defectos mencionados, advertimos sobre el tratamiento de F-Score como método para crear una cartera de inversiones. Debería ser más bien una herramienta adicional que puede convencernos de que la inversión en una compañía determinada es la elección correcta.